OVERCOMING INFLAMMATION! VENCIENDO LOS PROCESOS INFLAMATORIOS!

English and Spanish

OVERCOMING INFLAMMATION!

Through my own journey in overcoming cancer, I discovered the healing power of food as medicine for my body. It was amazing to realize that certain foods contributed to my healing while others would alleviate it, and that ultimately, I had some sense of control over my body.

By selecting the right foods and harnessing their healing benefits, you, too, can discover how powerful food can be. As a medical doctor, cancer and holistic coach, I counsel people on the best ways to manage their health, based on my own success. Here are my top three recommended dietary changes to reduce inflammation:

  1. Eat more dark leafy greens.

Dark leafy greens contain an amazing selection of health benefits, including high amounts of chlorophyll; fiber; vitamins A, C, K; calcium; and iron. My recommendation is to pack your diet with plenty of kale, collard greens, watercress, dandelion, Swiss chard, broccoli, cabbage, spinach, and mustard greens—you’ll be getting a plethora of nutrients and anti-inflammatory properties.

Ideally, you’ll also want to search wider and explore wild foods to encourage more diversity within your diet.

Dark leafy greens can help to alleviate some of the most common symptoms of the inflammatory process like pain, bloating and digestive struggles. Also, they help to balance your hormones.

  1. Reduce inflammatory foods.

There are certain foods within the typical that have been shown to trigger more inflammation.

One of them is Gluten—found in products made with wheat, rye, and barley. My recommendation would be to avoid gluten completely to allow your gut lining to heal, thereby enhancing nutrient absorption and reducing inflammation. Have you ever wondered why bread used to be one the main foods of many cultures and they tolerated very good and nowadays, gluten has been the cause of many diseases?

For me, one of the reasons is that the way bread was made was totally different, the fermentation processed allowed the bacteria to digest the gluten so humans were able to digest it. Nowadays, gluten has been genetically modified, the industrialization has changed everything and the way most of the bread is made has changed completely so most of the bread is pure starch with preservatives and additives and without any fermentation process. You can replace many gluten-derived products with substitutes like quinoa, buckwheat, and millet.

The other key food to avoid is sugar. Sugar triggers hormone-like substances called prostaglandins, which can contribute to produce more inflammation and stress in your body. Sugar feeds cancer and it is very important you keep that in mind. If we avoid sugar we help avoid prostaglandin release and reduce pain and inflammation. Stick with freshly made foods and avoid packaged foods. A wonderful way to curb sugar cravings is to use stevia extract as a sweetener or drink a warm chai tea or use sweet fruits as a replacement.

Other foods that have been shown to be very inflammatory for the body are dairy, saturated fat, trans fat, refined flours, refined carbohydrates, processed food, salt and caffeine.

To reduce inflammation, it’s also recommended to include foods rich in magnesium, omega-3 fatty acids, glutathione, and vitamin C. Reach for fresh wild fish, vegetables, fruits and raw cacao.

  1. Improve your Microbioma or gut flora.

Inflammation has been recognized as a main cause of most of the chronic illnesses including cancer. Since over 75% percent of our immune system resides in our intestinal tract, it’s super important to focus on getting plenty of healthy, happy gut flora.

One of the best ways to do that is to include prebiotic food, such as jicama, onions, garlic, artichokes, inulin among others; and also fermented foods in your diet and there are plenty to explore, including sauerkraut, kimchi, ginger beers, and homemade yogurt with coconut milk.

The key is to support your gut flora with plenty of fiber and gut-happy nutrients and reduce all the foods, antibiotics, painkillers and some other treatments that kill off good gut flora.

“Everything you eat will have an effect on how you feel. We can reclaim some of our power by deciding to nourish our bodies with foods that truly support our needs with every mouthful”

With Love and Health,

Dr. Sandra Rangel

Español:

VENCIENDO LA INFLAMACIÓN EN TU CUERPO!
A través de mi propio camino de superar el cáncer, descubrí el poder curativo de los alimentos como medicina para mi cuerpo. Mi sanidad por sobre todo vino de Dios, pero fue sorprendente para mi darme cuenta de que ciertos alimentos contribuían a mi curación, mientras que otros aliviaban muchos síntomas, y de cierta manera me permitía experimentar que tenía un cierto control sobre mi cuerpo.
Al seleccionar los alimentos adecuados y aprovechar sus propiedades curativas, también usted podrá descubrir lo poderoso que los alimentos pueden ser. Como medica holística y cáncer coach, las personas que aconsejan sobre las mejores maneras de manejar su salud, basado en mi propio éxito. Aquí están mis tres cambios en la dieta recomendadas:
1. Coma más verduras de hojas verdes.
Las verduras de hojas verdes contienen una increíble selección de beneficios para la salud, incluyendo altas cantidades de clorofila; fibra; vitaminas A, C, K; calcio; y el hierro. Mi recomendación es incluir en su dieta mucha col rizada, berro, diente de león, acelga, brócoli, repollo, espinaca, y los verdes de mostaza, cuando las personas consumen de todo esto reciben una gran cantidad de nutrientes y propiedades anti-inflamatorias.
Idealmente, también recomiendo buscar y explorar más alimentos silvestres para fomentar una mayor diversidad dentro de su dieta.
Las verduras de hojas verdes pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas más comunes del proceso inflamatorio, como el dolor, la hinchazón y las luchas digestivas. Además, ayudan a equilibrar las hormonas, especialmente en las mujeres.
2. Reducir los alimentos inflamatorios.
Hay ciertos alimentos que han demostrado desencadenar procesos inflamatorios. Uno de ellos es el gluten que se encuentra en los productos hechos con trigo, centeno y cebada. Mi recomendación sería la de evitar el gluten por completo para permitir el revestimiento del intestino que se cure, mejorando de este modo la absorción de nutrientes y así reducir la inflamación. ¿Alguna vez se preguntó por qué el pan solía ser uno de los principales alimentos de muchas culturas y se toleraba muy bien, y porque hoy en día, el gluten es la causa de muchas enfermedades?
Para mí, una de las razones es que la forma en que se hacia el pan era totalmente diferente, la fermentación antiguamente permitía que las bacterias digirieran el gluten primero, por lo que los seres humanos eran capaces de digerirlo. Hoy en día, el gluten ha sido modificada genéticamente, la industrialización ha cambiado todo y la forma en que la mayor parte del pan se hace ha cambiado por completo, en este momento la mayor parte del pan es puro almidón con conservantes y aditivos y sin ningún proceso de fermentación. Recomiendo sustituir muchos productos derivados de gluten con sustitutos como la quínoa, trigo sarraceno y mijo.
El otro alimento clave para evitar es el azúcar. El azúcar desencadena sustancias similares a las hormonas llamadas prostaglandinas, que pueden contribuir a producir más inflamación y estrés en su cuerpo. El azúcar alimenta el cáncer y es muy importante tener esto siempre presente. Si evitamos azúcar evitaremos la liberación de prostaglandinas y reduciremos el dolor y la inflamación. Siempre prefiera con alimentos recién hechos y evite los alimentos envasados. Una maravillosa manera de reducir los antojos hacia el azúcar es el uso de extracto de Stevia como edulcorante o beber un té de chai caliente o utilizar las frutas dulces como un reemplazo.
Otros alimentos que han demostrado ser muy inflamatorios para el cuerpo son los productos lácteos, grasas saturadas, grasas trans o hidrogenadas, las harinas refinadas, carbohidratos refinados, alimentos procesados, sal y cafeína.
Para reducir la inflamación, también se recomienda incluir alimentos ricos en magnesio, ácidos grasos omega-3, el glutatión y la vitamina C. Si desea consumir proteína animal recomiendo el pescado fresco salvaje, aparte consuma muchas verduras, frutas y cacao crudo.

  1. Mejorar su Microbioma o flora intestinal.
    La inflamación se ha reconocido como la causa principal de la mayoría de las enfermedades crónicas, como el cáncer. Dado que más del 75% por ciento de nuestro sistema inmune reside en nuestro tracto intestinal, es muy importante centrarse en conseguir que su flora intestinal este muy feliz.
    Una de las mejores maneras de hacerlo es incluir alimentos prebióticos, tales como la jícama, cebollas, ajos, alcachofas, inulina, entre otros; y también alimentos fermentados en su dieta, incluyendo el chucrut, el kimchi, cerveza de jengibre y yogur casero con leche de coco.

La clave es apoyar su flora intestinal con mucha fibra y nutrientes al intestino, reducir todos los alimentos, antibióticos, analgésicos y otros tratamientos que matan la buena flora intestinal.
“Todo lo que come tendrá un efecto sobre cómo se siente. Podemos recuperar parte de nuestro poder cuando tomamos la decisión de alimentar nuestro cuerpo con los alimentos que realmente apoyan nuestras necesidades con cada bocado ”
Con Amor y Salud,

 

Dr. Sandra Rangel

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Interesante Blog – “Organic Me”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s